Politico prostitutas rumanas prostitutas Son rumanas y prostitutas y, por el simple hecho de serlo, cargan con un estigma. Se supone que deben pertenecer a una trata de seres. Cada vez más, y cada vez más jóvenes. Las mafias rumanas las llevan a España con falsas promesas de trabajo o incluso de amor. Los burdeles en España, en manos rumanas: la mafia trae al 60% de las prostitutas. Los proxenetas mercadean con chicas jóvenes, muchas. Tras la encarcelación de Cabeza de Cerdo, Dorel controla parte del negocio de la prostitución en el polígono Marconi, especialmente la zona.

Una prostituta rumana: "30 completo, 20 francés". galleritrafo.com 12/01/ h. "Tengo un hijo en Rumanía y tengo que mantenerlo". Nos conectamos. Vive con otra chica en una caravana de un camping de carretera perdido en la costa levantina.

Cobra 30 euros el completo, 40 si hay suerte. En uno de los episodios más violentos, uno de los cabecillas cogió a su víctima por el pelo y la subió a rastras dos pisos por las escaleras.

El calvario de las rumanas víctimas de explotación sexual en España

Politico prostitutas rumanas prostitutas Algunas de estas mujeres, indocumentadas, consiguieron escapar de sus explotadores y denunciarles en la brigada.

En todo caso, las rumanas trabajan muchas horas. Por otro lado, las mafias rumanas han conducido el negocio de la prostitución desde los clubes de alterne hasta pisos particulares. Las restantes, muertas de miedo, ni rechistaron. Después, a la que menos clientes ha tenido ese día, le pegan en presencia del resto. Hoy, Marina reside en un pueblo de Castellón junto a su pareja, un valenciano.

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail